miércoles, 19 de noviembre de 2014

Ha cedido la marea

Ha cedido la marea,
al con la tierra lance,
secándose ha quedado,
en la arena mi niñez,
son mis infantiles huesos,
los que a fuerza de crecer,
olvidé.
Ni mis abruptas murallas,
ni mil fosos lo lograron,
la tarde trajo la noche,
mi castillo tornó en llano,
y a pesar del cansancio,
en levantarlo me afano,
sin mi piedra, sin mi sueño,
tan solo con las manos.
Allá donde el hombre cava
zanjas y alza ateas almas,
al fin olvido la vida
y recupero la calma.
Mi último en su pecho exhalo,
¿dónde estás mi niño,
dónde te has quedado?

Playa de la Jara, Sanlúcar de Barrameda, Cádiz. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario